Entrevista Dr. Fernando Akerman

¿Vientre, útero, madre de alquiler?, ¿Madre subrogada, madre sustituta?



El diagnóstico sobre la imposibilidad de ser madres, es una noticia demoledora para un alto porcentaje de mujeres; Sin embargo, los avances de la ciencia y las múltiples alternativas que existen en la actualidad, ayudan para que el proceso de aceptación sea menos agresivo.

A pesar de los debates que existen en torno al tema y los asuntos sociales, éticos y legales, hay quienes tienen la posibilidad de acceder a los diferentes tipos de tratamientos, que ofrece el reconocido doctor argentino Fernando Akerman, quien es Director Asociado del Fertility & IVF Center of Miami, primero en llevar al Sur de la Florida el programa de donación de óvulos.

Por Andrea González-Villablanca

El Dr. Akerman completó la residencia de Obstetricia y Ginecología en la Escuela de Medicina de la Universidad de San Luis en 1997 y su entrenamiento en Endocrinología Reproductiva e Infertilidad en la Universidad de Louisville, de Kentucky, en 1999.

Su extensa trayectoria, nos permitió realizar una interesante entrevista para conocer el vínculo que existe entre una mujer con MRKH y su especialidad.

Durante años de trayectoria en el área de la Infertilidad ¿Cómo describiría su experiencia con las pacientes nacidas con Síndrome de MRKH?
Mi entrenamiento en ginecología en la Universidad de Buenos Aires, Argentina y luego en Saint Louis University en USA me permitió participar en numerosos casos de reconstrucción y neovaginoplastias. Esto logro que esas pacientes puedan tener una vida sexual satisfactoria. Luego de completar mi fellowship en infertilidad en University of Lousiville, mi experiencia me permitió ayudar a estas pacientes y lograr el sueño de convertirlas en madres.

La agenesia uterovaginal no afecta los ovarios por lo que la mujer sigue produciendo sus hormonas femeninas en perfecto nivel, incluso sus propios óvulos son utilizados en procesos, como la subrogación ¿Podríamos afirmar que la mujer con MRKH no es estéril?
Absolutamente. Ser estéril implica la imposibilidad de lograr un embarazo de manera permanente y con los adelantos en la medicina reproductiva, hemos podido sacar de ese grupo a las pacientes con MRKH para poder brindarles la posibilidad de ser madre biológica de sus propios hijos.
La introducción de la técnica de Fertilización In Vitro, con el primer embarazo exitoso en 1978 y el primer caso de donación de óvulos en 1983 abrieron el camino para estas pacientes. Con la obtención de un embarazo en el que óvulos de una mujer (la donante) son fertilizados con esperma y luego los embriones son colocados en el útero de otra mujer (la recipiente), se observo la ausencia de rechazo en el útero de la receptora.
Esta idea permitió aplicar este concepto para describir la subrogación gestacional. En este caso, una paciente imposibilitada de lograr un embarazo, por la ausencia o desarrollo anómalo del tracto genital puede utilizar sus óvulos para ser fertilizados con el esperma de su pareja. Los embriones resultantes, son colocados en el útero de la madre gestacional, para que una vez producido el nacimiento, la paciente con MRKH pueda tener su hijo/a biológico/a.

                                                                                                                             

(El video explica la técnica de ICSI, el procedimiento para inyectar un esperma en cada óvulo)

Si la paciente no menstrúa, ¿cómo sabemos sus días de ovulación?
La ausencia de útero determina la falta de menstruación, proceso que nos permite identificar el día del ciclo, para así determinar por ejemplo la calidad de los óvulos y la fecha posible de ovulación. La progesterona, hormona que se libera luego de la ovulación, determina un aumento en la temperatura corporal al modificar la regulación de la misma en el hipotálamo, región cerebral que la controla. Midiendo la temperatura con un termómetro diariamente, se puede deducir en retrospectiva los días de ovulación. Métodos prospectivos, que nos permiten diagnosticar prospectivamente la ovulación, incluyen la medición en orina de la hormona LH y ultrasonido vaginal.
Entre 24 y 36 horas antes de la ovulación, hay una liberación brusca desde la hipófisis de la hormona LH para desencadenar la ovulación y es la medición de esa hormona en orina que por un simple método nos permite predecir la liberación de un ovulo.
Por medio del sonograma, siguiendo el crecimiento de un folículo hasta su ruptura, uno puede determinar con mucha más precisión el momento de ovulación, como también el ovario de donde se produjo.

¿Se puede detectar en los óvulos si hay una malformación congénita como esta?
A diferencia de otras enfermedades en las que se ha identificado claramente el gen mutado que causa la enfermedad, como por ejemplo la fibrosis quística o la distrofia muscular, en MRKH esto lamentablemente no ha ocurrido. Es más, se cree que la etiología de este síndrome es sólo esporádica, con casos aislados siendo vistos en aproximadamente 1 de cada 5000 nacidas vivas.
Quizás el hecho que estas pacientes actualmente puedan lograr procrear con sus propios óvulos, permita cuantificar el aumento de casos familiares que nos conduzcan a la identificación de una etiología especifica. Hay que recordar que la formación del tracto genital es multifactorial, por lo que se duda que sólo una mutación pueda causar esta enfermedad.


(El video explica la técnica PGD, una biopsia que se realiza en un embrión,
sacando una celula para saber si existen defectos genéticos)

¿Existe una edad recomendable para realizar estos tratamientos en una paciente con MRKH?
Durante la 20 semana de embarazo, el numero de óvulos alcanza su mayor producción y desde entonces el disminuye de manera constante. La calidad de los mismos no se ve afectada tan significativamente hasta los 35 años, donde comienza una declinación gradual, pero constante. Es a partir de la cuarta década de la vida que la calidad ovocitaria disminuye marcadamente.
Esta biología reproductiva nos hace recomendar el momento ideal para hacer este tratamiento antes de los 35 años de edad. Pero entendemos que no todas las mujeres son iguales y cualquiera sea la edad se debe consultar a un especialista en infertilidad para conocer la calidad de sus óvulos de manera individual.

¿La paciente debe estar operada de neovaginoplastia para acceder a un tratamiento?
Durante la década de los 70 y 80, la aspiración de los óvulos se realizaba por vía laparoscópica, o sea a través de una incisión principal en el ombligo y una accesoria en la zona del vello pubiano por medio de un “telescopio”. La introducción de la sonografia transvaginal simbolizó una ventaja significativa en el campo de la reproducción, al permitir que la aspiración sea realizada bajo una suave sedación endovenosa y no la anestesia general requerida por la laparoscopia, además de tener una recuperación más rápida.
En las pacientes de MRKH, la ausencia vaginal crea un impedimento para realizar la aspiración por vía vaginal, por lo que la abdominal, por medio de una laparoscopia es la elegida. Sin embargo, en el caso que la paciente haya tenido una neovaginoplastia exitosa, esta puede ser la vía de acceso para aspirar los óvulos.

¿Cuál es el procedimiento que debe seguir una paciente con MRKH si desea acceder a uno de sus tratamientos para poder convertirse en madre?
Educación es una de las claves, por eso todo lo que tu brindas a la comunidad es fundamental. La paciente con MRKH, en general llega a mi centro ya teniendo una idea de lo que necesita para ser madre, pero no sabe como hacerlo.
Una entrevista para conocer el detalle de su historia y un examen físico completo, incluyendo un ultrasonido es parte de la evaluación básica. Investigar si alguna malformación congénita asociada (tracto genital superior, columna vertebral, audición) esta presente con ultrasonido abdominal o radiografía de la columna.
La calidad ovocitaria se evalúa con exámenes de sangre, que también revelaran la presencia de alguna enfermedad no manifiesta que pueda comprometer la calidad de los óvulos. No olvidemos la evaluación del hombre con un espermatograma.
Un profesional de la salud mental brinda una evaluación y apoyo psicológico y nuestra oficina legal, por medio de un abogado calificado en derecho familiar, ofrece soporte legal para redactar el contrato que brinde seguridad jurídica a la paciente.
El contacto con la madre subrogada gestacional puede ser hecho a través de la oficina legal, de una agencia de madres substitutas o en los casos más afortunados la paciente puede ser la que contribuya con un familiar o amiga.
Una vez que la evaluación ha sido completada, se coordina el ciclo menstrual de la madre gestacional, con el ciclo ovulatorio de la paciente con MRKH, para que al momento de aspirar los óvulos, el útero subrogado se encuentre en el momento ideal para que se produzca la implantación luego de la transferencia de los embriones.

¿Existe alguna diferencia en los tratamientos de infertilidad entre una mujer con MRHK y otra mujer sin MRKH?
La respuesta ovárica no se modifica en las pacientes con MRKH, por lo que los protocolos para estimular durante la Fertilización In Vitro son los mismos que en una paciente, en la que por ejemplo tiene sus trompas ligadas. La principal diferencia esta en la accesibilidad de los ovarios, que puede estar comprometida por la ausencia de vagina, requiriendo una laparoscopia.

Si una mujer con MRKH decide donar sus ovocitos, ¿Hay riesgos de que el síndrome se manifieste? ¿Es recomendable que sea donante?
El síndrome de MRKH se considera de ocurrencia esporádica, por lo que factores no genéticos o ambientales, así como también la posibilidad de una herencia multifactorial.
La asociación de otras malformaciones, principalmente renales y óseas tanto en la paciente como en familiares, sugiere que la etiología del síndrome podría estar causada por un defecto genético de expresión variable.
La ausencia de evidencia clara hace que las pacientes con MRKH no sean las candidatas ideales para ser consideradas como donante de óvulos. Por la tanto, ellas también tienen que ser aconsejadas de la posibilidad que su bebe pueda tener alguna de las malformaciones mencionadas.

Published in sections: Medical interviews, Infertility 
Transcripts Publication Ninfas de Rokitansky 
date: April 18, 2017 
Text version

© Todos los derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de entrevistas medicas, textos, videos y todo contenido de esta página.